Equipaje 2016

TIPS

40 Geniales tips para viajar que cambiarán tu vida.

1. Asegúrate de la fecha y hora de vuelo.

2. Guarda tus cargadores y cables organizadamente en una caja de lentes.

3. Usa bombillas para transportar cantidades pequeñas de maquillaje y productos para la piel.

4. Coloca pañuelos desechables en la parte de abajo de tu maleta para mantener tu ropa seca y con olor fresco.

5. Usa un resorte de lápiz para proteger tus cables de que se doblen y se quiebren.

6. Evita las largas filas para usar el baño del aeropuerto.

7. Usa un clip para proteger las cabezas de las máquinas de afeitar.

8. Si se te olvidó el adaptador para cargar tu teléfono, cárgalo en la parte de atrás de una TV con ranura para USB.

9. Enrolla tu ropa en vez de doblarla, te ahorrará mucho espacio en la maleta.

10. Si tienes ropa que debe ir doblada, usa papel fino para evitar que se arrugue.

11. Usa un pastillero para llevar tus joyas bien organizadas y desenredadas.

12. Escanea tus documentos importante antes de irte de viaje.

En caso que te roben o extravíes tus documentos, es bueno tener copias de tu pasaporte, cédula de identidad y los itinerarios de tus vuelos en un lugar accesible como tu Tablet o Smartphone.
13. No olvides tu cámara fotográfica, así como el cargador, varias pilas, rollos, memoria, mejor llevar todo desde el país de origen.

14. Preparate antes de entrar a seguridad para pasar rápido. (Cuando pases por seguridad, deja tus cosas pequeñas como la billetera, llaves y teléfonos en tu bolso de mano antes de ponerla en la cinta transportadora. Esto elimina la necesidad de tener recipientes separados, lo cual ahorra tiempo.).

15. Cuando sea posible, deja tus documentos más importantes en la caja de seguridad.

16. Pon tu jabón y detergente en esta funda fácil de plegar.

17. Usa una gorra de baño para cubrir las partes de debajo de los zapatos.

18. Pon tu celular en “Modo Avión” para ahorrar batería y cargarlo más rápido.

19. Guarda tus audífonos enrollándolos en un clip de carpeta y así evitar que se enreden.

20. Te recordamos llevar todos los medicamentos que necesites, unos en el equipaje de mano y otros en la maleta, recordando los días que vas a estar viajando y ninguno te debe faltar, siempre con la fórmula médica.

21. Guarda tus pinches para el pelo en una caja vacía de Tic Tacs.

22. Cuando hagas tus maletas, pon los cinturones enrollados en los cuellos de las camisas para mantenerlos estirados.

23. Llevar dólares americanos o euros para cambio de moneda en el país, no llevar todo el dinero en un solo sitio, distribúyelo en partes que puedas recordar.

24. Siéntate en la fila cerca del ala del avión. Sentirás menos las turbulencias.

Los asientos que están cerca del ala del avión normalmente tienen menos rebote ya que tienen más apoyo estructural.
25. Guarda tus contenedores para viajes y rellénalos en vez de comprar nuevos cada viaje.

26. Para usar Google Maps offline, tienes que escribir “OK MAPS”, y eso guardará el área visible para tener acceso en el futuro.

27. Guarda lo que más puedas en tu equipaje de mano.

Las aspiradoras para bolsas al vacío pueden ahorrar una cantidad ridícula de espacio en tu maleta. Hace que la necesidad de chequear las bolsas quede obsoleta.
28. En vez de comprar agua en el aeropuerto, lleva una botella vacía y llénala después de pasar por seguridad.

29. Lleva solo el dinero suficiente para los gastos del día, guárdalo y llévalo fuera de la vista de todos.

30. Cuando reserves asientos para 2 personas, trata de que sean pasillo y ventana.

Si nadie toma el asiento del medio, puedes obtener una fila completa, y si alguien la toma, puedes preguntarle a la persona si te puede cambiar de lugar para sentarte al lado de tu compañero de viaje.
31. Dobla tus chaquetas por la parte de adentro para mantenerlas limpias y evitar arrugas.

32. Por seguridad no es conveniente llevar en este equipaje de mano del avión cortauñas, limas metálicas, tijeras, sprays, líquidos inflamables, esmaltes, botellas de agua, jugos, gaseosas. Está información esta ampliada antes del chequeo para evitar inconvenientes.

33. Evita esos derrames desagradables en tu maleta.

Para esto tienes que desenroscar la tapa y poner un pedazo de papel film en la parte superior y atornillar de nuevo la tapa. Así evitarás que los líquidos arruinen tu viaje.
34. Existen tiempos ideales para ir al baño en un avión.

Como la mayoría de las aerolíneas no te dejan pararte en filas para el baño, lo mejor es ir al baño 15 a 20 minutos después del despegue o antes de aterrizar.
35. Obtén las claves de WiFi de muchos establecimientos por medio los comentarios que hay en FourSquare.

36. Usa tu GPS cuando viajes al extranjero.

Si viajas al extranjero sin un plan internacional, activa el “modo avión” y apaga los datos del GPS sin conectarse a internet. Simplemente descarga el google map del área donde vas a estar antes de salir del hotel y ahí tienes un mapa completamente funcional para recorrer la zona.
37. Obtén un cargador gratis de teléfono si el tuyo se te quedó en casa.

¿Se te olvidó tu cargador? Normalmente en las recepciones del hotel tienen una caja llena de cargadores que se les han quedado a huéspedes anteriores.
38. Evita la espera para recoger tu equipaje.

Aun cuando no lo sea, marcar tu equipaje con le etiquete Frágil, ayuda a que el personal del aeropuerto maneje tu maleta con mayor cuidado. Además se cargan en la parte superior del carro de equipajes, lo que significa que será de los primeros en salir para retirarlo.
39. Para tener más puntos, viaja con un enchufe múltiple y serás el héroe del aeropuerto.

40. Abordo de los aviones y autobuses lleva ropa y calzado cómodo a fin de evitar inflamaciones en trayectos largos. En el bolso de mano que llevas en el avión incluye una toalla pequeña y artículos de uso personal como cepillo de dientes, crema dental pequeña, medicinas personales y genéricas preventivas, antidiarreicos, alka seltzer, antihistamínicos, antigripales, curitas, etc, (cada persona conoce el funcionamiento de su cuerpo y lo que puede consumir).

EQUIPAJE

Todo pasajero tiene derecho a una maleta como equipaje que no exceda los 23 kg. Se puede llevar una de mano que no exceda los 10 kg.
Por favor revise sus cierres, rodachines, etc, y márquenlas con nombres, dirección, teléfonos, ciudad y país.
De preferencia deja espacio para las cosas que quieras comprar en tu viaje.

5 COSAS QUE LLEVAR EN EL AVIÓN
Empáquelas en su maleta de mano cada vez que tenga que tomar un vuelo.

Con las demoras a la orden del día, lo mejor es ir preparado, ya se trate de vuelos de corta o larga distancia. Tome en cuenta cinco consejos—bastante útiles— cuando hace su equipaje de mano. Verá que se sentirá más cómodo en su viaje.

1. Medicamentos y neceser.

Lo último que necesitas es no tener a mano los medicamentos si las demoras fuesen largas o, peor aún, se extraviara el equipaje que despachara con anterioridad. Entre las cosas a llevar en tu maleta de mano se encuentran los medicamentos prescriptos (en sus envases originales), atomizadores nasales, cremas humectantes y protector labial. Respeta las regulaciones de equipaje de mano 3-1-1 (en cuanto a líquidos y geles) de la Transportation Security Administration (TSA, Administración de Seguridad en el Transporte), según la cual los envases deben ser de 3,4 onzas (100 ml) o más pequeños, y deben caber en una bolsa de plástico transparente de un cuarto de galón, con cierre (una bolsa por pasajero).

2. Material de pasatiempo.
Un vuelo representa, a la fuerza, tiempo para uno mismo; para algunos, eso significa una siesta; para otros, entretenimiento o pasatiempo. Lleva auriculares si no quieres desembolsar un dólar o dos por un par que te den de la empresa. Carga tus dispositivos electrónicos antes de salir, así podrás leer, ver películas, jugar algún juego o escuchar música. Como sabras, todos esos dispositivos deben estar apagados durante el despegue y el aterrizaje, de modo que es bueno tener libros, revistas o periódicos a mano, especialmente si tienes en cuenta que la mayoría de las aerolíneas ya no ofrecen mucho material de lectura.

3. Alimentos.
Puede que ya no se ofrezcan refrigerios sin cargo, y las comidas rara vez son gratis, así que lleva algo de comer. Por consideración a los demás pasajeros, deja las cosas que huelan mal en tu casa, y si viajas al extranjero, ten presente aquellos productos y carnes que no permiten ingresar en el país de destino. Lleva también goma de mascar o pastillas para destapar tus oídos durante el despegue y el aterrizaje. No podrás pasar bebidas por los controles de seguridad, pero por lo general, se permiten a bordo si se compran en las tiendas de las puertas de salida..

4. Artículos para tu comodidad.
En el caso de vuelo, las temperaturas bajan y la cabina se pone muy fría, especialmente si abordó el avión vistiendo un atuendo muy “tropical”. Pon en tu maleta de mano un suéter, un saco o un chal, te servirá para abrigarte. Las almohadas de cuello son buenas para viajes largos.

5. Tarjeta de crédito.
Entonces, ¿qué pasa si quieres tomarte un trago durante el vuelo o quieres ver cómo termina una película? Lamentablemente, el dinero en efectivo ya no es moneda de cambio en el reino de las alturas. Ahora, muchas aerolíneas solamente aceptan tarjetas de crédito como forma de pago por alimentos, bebidas, entretenimiento e, incluso, Wi Fi; así que estés preparado para utilizar la tarjeta si deseas consumir alguno de estos productos.

¿OTRA VEZ LA AEROLÍNEA PERDIÓ TU MALETA?

Qué hacer cuando la aerolínea pierde tu maleta.
6 maneras de reaccionar si se pierde tu equipaje.

1. Evalúa tu aerolínea .
Algunas personas ni siquiera considerarían reservar una habitación en un hotel sin antes leer las opiniones que dejan los clientes en el sitio web del hotel. ¿Por qué no hacer lo mismo con una aerolínea? Sitios como Skytrax (en inglés) te permitirán evaluar la clasificación de la aerolínea en áreas como el servicio al cliente, entre otras cosas, de tal modo que sepas qué esperar si se extravía tu equipaje. No estaría de más que busques en el sitio web de tu aerolínea la política de responsabilidad de la empresa con relación a la pérdida de equipaje. Por ejemplo, la mayoría de las líneas aéreas no te reintegrarán el importe correspondiente a los objetos valiosos que haya dentro del equipaje registrado. Dentro de esta categoría, se incluyen objetos familiares de valor, joyas, dinero, computadoras o cámaras fotográficas y filmadoras. Deja estos objetos en tu casa o empácalos en un bolso o maleta de mano. Algunas pólizas de seguros de viaje ofrecen cobertura por pérdida de equipaje; sin embargo, lee con detenimiento las cláusulas respectivas y comprueba si lo que ofrecen realmente vale lo que cuesta.

2. Lleva un inventario del equipaje.
Haz una lista detallada de los objetos empacados en el equipaje de carga. Esto te será de mucha utilidad si tus maletas se pierden y tengas que presentar un reclamo ante la aerolínea. Anota cada artículo de vestir y todos los accesorios, calzados y objetos personales, así como también las marcas, colores, tallas y las características que identifiquen tu equipaje (marca, color, tamaño) rápidamente. Como alternativa, toma fotografías de tus maletas con tu teléfono celular o cámara fotográfica que llevas en la maleta de mano.

Es una buena idea si haces que tu equipaje se vea llamativo: colócale alguna cinta adhesiva de colores brillantes o márcalo con algún lápiz de fibra de tinta indeleble a colores. Esto evitará que otras personas, con un equipaje parecido al tuyo, tomen accidentalmente la maleta equivocada y ayudará a que la línea aérea pueda identificar fácilmente tu equipaje en caso de extravío.
3. Empaca para el peor de los casos.
Si viajas en compañía de otra persona y ambos registrarán su equipaje, empaque parte de sus pertenencias en las maletas de su acompañante y viceversa. Es muy poco probable que ambos equipajes se extravíen; de esa manera, la parte damnificada tendrá, como mínimo, una muda de ropa. Como alternativa, empaca una muda de ropa (o al menos una muda de ropa interior) en tu maleta de mano. Agrega una copia de tu itinerario de viaje —y la información de contacto de tu hotel— dentro de cada equipaje. Por último, pon etiquetas que contengan la información de contacto de tu hotel, además de la información de tu domicilio en cada equipaje.

4. Sigue las normas de la aerolínea al registrarte.
Observa personalmente que el agente del mostrador ponga la etiquetas de registro a sus maletas. Confirma con el agente, si es necesario, que tanto tu equipaje como el recibo de reclamo de equipaje tengan el código de tres letras del aeropuerto de destino. Toma una fotografía de tu recibo de reclamo de equipaje, en caso de que lo extravíes. Si quieres adoptar medidas de seguridad adicionales, haz uso de un servicio de etiquetado de equipaje, que mediante una tarifa suministra etiquetas con un número de serie asociado al pasajero, en este caso tú, a través de una base de datos en línea. Finalmente, y mientras esperas en la fila de control de seguridad, lleva un registro mental de todos los efectos que guardará en los compartimientos o en la cinta de transporte de equipaje, para disminuir las probabilidades de perder algo.

5. Actúa de inmediato.
Recuerda: no entrar en pánico. Primero, mira alrededor: tus maletas podrían estar cerca de la cinta de transporte donde estás esperando o de otra. De no ser así, dirígete al mostrador de la aerolínea con el recibo de reclamo de equipaje, la tarjeta de embarque y la descripción o fotografía del equipaje. Respira profundamente, conserva la calma y se amable. Algunas aerolíneas pueden decirle dónde está tu maleta (o donde creen que podría estar). Podría estar incluso en el próximo vuelo del mismo punto de origen, en cuyo caso tal vez quieras esperar. Sea como fuere, no te retires del aeropuerto sin completar un informe de pérdida de equipaje y obtener (1) una copia del informe; (2) el nombre y número de un contacto de la aerolínea para que puedas hacer un seguimiento; y (3) detalles, por escrito, de cómo presentar un reclamo y cuándo le rembolsaría la aerolínea los gastos por reponer lo esencial de tu pérdida (guarda todos los recibos) hasta que encuentren tu equipaje o en caso de que tu maleta no aparezca más.

6. Haz un seguimiento.
Cuando te registres en el hotel, informa al personal de la recepción que la aerolínea perdió tu equipaje y que te lo entregarán más tarde. El conserje podría ayudarte con los llamados a la aerolínea; de todas maneras, haz un seguimiento. Algunos hoteles también ofrecen artículos para salvar el momento. Finalmente, si piensas que no haz recibido un buen trato de parte de la aerolínea, presenta un reclamo ante la Aviation Consumer Protection Division (División de Protección al Consumidor en la Aviación). Y, de aquí en adelante, analiza la posibilidad de volar únicamente con equipaje de mano.

APRENDE A EMPACAR PARA CUALQUIER VIAJE.
Cómo llevar estrictamente lo necesario para que viajar no sea una tortura.

1. Objetos que prohíbe la TSA.
Si estas por viajar en avión, consulta la página (en inglés) de la TSA (Administración de Seguridad en el Transporte) para verificar si está prohibido algún artículo que planeas empacar. El sitio web de la TSA contiene pautas claras de lo que se permite y se prohíbe llevar en un avión, tanto en el equipaje de mano como en el equipaje de abordo. Cuando tenga alguna duda respecto de un artículo, déjelo en su casa.

2. Neceser para lo más pequeño.
Los envases grandes de champú y de cremas son pesados, ocupan mucho espacio y, en virtud de la norma 3-1-1 de la TSA, se prohíbe llevarlos en el equipaje de mano. Prepara un neceser que incluya pasta de dientes, desodorante, champú y otros productos en envases pequeños y de plástico. Además, un viaje te da la oportunidad de deshacerte de frascos semivacíos o usar lo que resta de las cremas y otros productos de belleza que tienes desparramados en casa.

3. Vestuario esencial
Cada objeto o prenda que empacas debe tener una doble función; es decir, es aconsejable alistar prendas de colores neutros y que combinen. Lleva accesorios fáciles de empacar —bufandas, chalinas, corbatas y cinturones— para poner un poco de color y transformar conjuntos de día en atuendos de noche. La ropa deportiva le sirve para las actividades deportivas o al aire libre, como excursiones turísticas. No es necesario llevar una gran cantidad; opta por telas que no se arrugan y que secan rápidamente; evita la ropa que se plancha o que necesita limpieza. También elije el vestuario más liviano. Si el clima es frío, lleva ropa de seda para lavar a mano y ropa de lana ultraliviana. Evita las de algodón y lana gruesa. También lleva un abrigo que uses estando en tránsito; los mejores son los livianos y holgados como para usar otras prendas debajo (son ideales los abrigos ligeros y los impermeables con interiores que se pueden quitar).

4. Demasiados zapatos

La gente experta “el arte de empacar” se las arregla con dos pares de zapatos, y seguro que tu también puedes hacerlo. Usa el par de zapatos más pesado en el avión. Un par práctico y versátil, como unas botas de invierno cómodas y con cierto estilo que pueden ser ideales para ir de excursión turística o una salida nocturna. Las zapatillas son buenas para las caminatas. Lo mejor es que este calzado sea fácil de sacar en la fila de control de seguridad del aeropuerto; por lo tanto, sirven los zapatos sin cordones o que tienen velcro o cierre. El segundo par puede ser más formal, aunque quizás prefieras dejar a un lado los de tacón alto o con suela pesada.

5. Artículos innecesarios

Los hoteles tienen, por lo general, lo que necesitas para sentirte como en tu casa. Normalmente cuentan con batas, secadores de cabello y una variedad de productos de tocador. Puedes achicar tu equipaje sabiendo con anticipación que te ofrece el hotel o los vendedores del área. Por ejemplo, si vas a una ciudad con clima soleado y playa, seguro encontrarás toallas, lonas y otros accesorios de playa. A menos que tengas un gran apego a sus esquís, raquetas de tenis, palos de golf u otros equipos deportivos, es mejor que los alquiles a tu llegada, en lugar de cargarlos contigo. Ten presente que puedes mandar tu equipaje anticipadamente (por menos dinero de lo que cree).


6. Libros y literatura

Tus vacaciones podrían no ser el mejor momento para lograr la meta de toda tu vida: leer La guerra y la paz. Las revistas, los semanarios, los periódicos y los libros que tienen tapa flexible —incluso usados— son ideales para los viajes en avión y en tren. No solamente son baratos y livianos, sino que puedes canjearlos con otros viajeros, donarlos para un intercambio de libros o simplemente dejarlos en algún lugar para que otro los disfrute. Si eres un lector voraz, quizás sea el momento de digitalizarse. Los lectores electrónicos pesan muy poco y pueden almacenar miles de libros y periódicos digitalizados.

Objetos de valor
Viajar tiene sus riesgos e inconvenientes, como la pérdida de equipaje y los robos de dispositivos electrónicos y otros. Por eso incluye lo indispensable en tu equipaje, y, preferiblemente, deja en casa las joyas, la vestimenta y los accesorios de valor. Si tienes que llevar dinero en efectivo o artículos costosos, empácalos en tu equipaje de mano. Y siempre viaja con el dinero en varias de sus formas; o sea, efectivo, tarjetas de débito y tarjetas de crédito.

________________________________________________________

HOTELES

Tener presente el nombre del hotel en cada ciudad donde estamos hospedados, en recepción facilitan la tarjeta o mapa de la ubicación, llévelas cuando estemos fuera de él.

¿El hotel perdió su reserva?
Consejos para prevenir, solucionar y sacarle provecho a esta situación cuando viaje.

1. Tome medidas de precaución

Si hiciste la reserva en línea, guarda la confirmación que te llega al correo electrónico y lleva contigo una copia impresa. También es una buena idea pagar una noche por adelantado con una tarjeta de crédito. Esto no solamente asegura tu reserva, sino que también ayudará al hotel a resolver cualquier problema que surja, ya que existirá una constancia de tu reserva, a través de tu tarjeta de crédito. También puedes hacer la reserva mediante LEYVA GROUO INTERNATIONAL para no tener ningún problema.

Por último, y esto es importante, llama y reconfirma tu reserva un par de días antes. Pide una nueva confirmación vía correo electrónico. Y si piensas que vas a llegar más tarde de lo previsto, avisa al hotel.

2. Piensa en soluciones
A veces, el problema puede ser un simple error al ingresar tus datos, y la solución está en deletrear tu nombre al conserje y pedirle que vuelva a verificar. Asegúrate, también, de presentar la confirmación impresa o el recibo del pago adelantado a través de la tarjeta de crédito. ¿El problema persiste? Entonces, pregunta si quedan habitaciones disponibles. ¿El conserje puede ubicarte en otra habitación, tal vez en una mejor que la que habías reservado, digamos una habitación o suite con una vista privilegiada, con servicios o atenciones especiales? De no ser así, ¿puedes ubicarlo en una sucursal del hotel o incluso ayudarlo a conseguir lugar en un hotel de la competencia que se encuentre en las proximidades?

3. Adopte una actitud amable

Si el conserje pareciera no querer o no poder ayudarte, pregúntale amablemente si hay alguien más que pueda ayudar a solucionar tu problema, un gerente de reservas o gerente general, tal vez. Antes de plantear el problema, agradece por adelantado a cada persona, tratándola por su nombre. Explica la situación con tranquilidad, se breve y no dramatices ni exageres (evita frases como “se arruinaron mis vacaciones”). Anota con quién hablo, qué se habló y la hora y duración de la conversación. El registrar lo sucedido te será útil si no consigues una solución. Si no logras hablar con el gerente general, asegúrate de preguntar cuál es su nombre y de anotarlo.

4. Convierte la mala fortuna en una oportunidad,
pregunta, con amabilidad y discreción, si es posible conseguir, sin cargo adicional, una “mejor categoría” (conocido como ‘upgrade’) en la habitación o que compensen el inconveniente de la reserva perdida mediante una invitación al restaurante o al spa del hotel. Si logran ubicarlo en otro hotel, pregunta si hay posibilidad de que te reembolsen los gastos de traslado hasta el otro hotel y cualquier diferencia de precio que hubieses si la habitación del nuevo hotel similar a la que tu habías reservado fuera por algún motivo más cara. Por último, si pagaste por adelantado parte o la totalidad de tu estadía y terminas en una habitación de menor calidad, asegúrate de obtener el reembolso correspondiente o, incluso, el reembolso más un descuento en la tarifa de la nueva habitación, por los inconvenientes ocasionados.

5. Escríbelo
Si no te dan una solución, usa las anotaciones que realizaste en el hotel para presentar una queja formal a través de la sección servicio de atención al cliente del sitio web del hotel, a través del correo electrónico o carta postal, dirigidos al gerente general, de ser posible. También puedes alertar a otros viajeros sobre su experiencia e inquietudes respecto de la hospitalidad del lugar a través de Twitter, Facebook, Yahoo, TripAdvisor y otros foros en línea para viajeros. Por el contrario, si el problema fue resuelto y bien resuelto, podras enviar una nota de agradecimiento, ya sea por correo postal o electrónico, y elogiar su servicio de atención al cliente en las redes sociales.

CÓMO AHORRAR EN HOTEL.
Planifique y aprenda a encontrar habitaciones a precios de oferta.

1. Planifica bien tu estadía.
En algunas lugares, si viajas en temporada baja, podrás ahorrar hasta un 50 % del costo de las tarifas originales. Todos quieren ir a Hawái cuando hace frío, pero las tarifas hoteleras son mucho más bajas en primavera y otoño. Tu también puedes ahorrar dinero según el día de la semana en que te hospedes.

2. Busca precios especiales.
Muchos hoteles ofrecen paquetes especiales que, lo más probable, incluyen rebajas de precios, noches adicionales sin cargo y gangas que te sirven para otro hotel o destino. Asimismo, en algunos casos, si reservas una habitación por siete o más noches seguidas, podrás conseguir un descuento mayor, y así ahorrar considerablemente.

3. Reserva paquetes.
Ahorra dinero con los paquetes que combinan pasaje aéreo, alojamiento, guías, propinas y alojamiento, o pasaje aéreo y seguro médico. Más aún, podrás descubrir que los hoteles de mejor calidad son más económicos cuando forman parte de un paquete.

________________________________________________________

TENDENCIAS

Cómo tomar buenas fotos en sus viajes
5 consejos para lograr mejores imágenes con equipos digitales.

Si bien ahora es más fácil que nunca lograr los efectos que deseas, aún hay algunas reglas básicas que hacen de una buena foto una instantánea. A continuación, te indicamos cómo tomar buenas fotografías, si importar el sitio en que te encuentres.
1. Aproxímate.
En el primer trabajo que tuve tras graduarme de la universidad, fui una suerte de empleado polifacético en el periódico de una pequeña ciudad: periodista, columnista, fotógrafo. Muchas de las fotografías que tomaba tenían las típicas poses de “apretón de manos y sonrisas”, tomas que registraban algún evento en la municipalidad o un torneo de pesca y de sus felices ganadores. Permítanme decirles que nada resulta más tonto que una foto grupal en la que el 90 % es fondo y el 10 % (o sea muy poco) es gente. No crean que deben fotografiar a las personas de cuerpo entero; para lograr una fotografía que realmente valga la pena, es preciso aproximarse lo suficiente para que las personas llenen el cuadro, o incluso más. La modalidad de tomar fotografías de personas en primer plano con una escena de fondo también puede otorgarles a las fotografías de sus vacaciones una sensación de profundidad.

2. Busque los contrastes
Para tomar fotos inolvidables de sus vacaciones busca contrastes de patrón, textura, blanco y negro o colores. Un velero blanco sobre un mar turquesa, por ejemplo, o un colorido globo aerostático volando en un cielo azul intenso son ejemplos clásicos de elementos distintivos superpuestos. También puedes lograr impresionantes contrastes en las fotografías monocromáticas. Observa los paisajes brillantes de Ansel Adams para apreciar las distintas tonalidades del negro. Los patrones opuestos, al igual que las texturas contrastantes, también producen fotografías emocionantes. El fotógrafo Henri Cartier-Bresson fue un maestro en la yuxtaposición de elementos texturales, así como también en el manejo del claroscuro: por un lado, las piernas de una mujer extendidas más allá de la sombra, sobre una alfombra de flores; por otro lado, un niño andando en bicicleta por calles de adoquines con la energía de escaleras caracol que, prácticamente, lo impulsan fuera de la imagen.

3. Aprenda composición con los viejos maestros.
No te puede ir mal si adoptas la clásica composición griega, donde el equilibrio y la simetría son la clave. Intenta encuadrar tu foto aplicando la tradicional “regla de los tercios”, donde la fotografía se divide en nueve rectángulos del mismo tamaño, creados por dos líneas horizontales imaginarias, que a la vez están bisecadas por dos líneas verticales dentro del cuadro. La idea consiste en ubicar los elementos esenciales de su fotografía a lo largo de estas líneas imaginarias o donde estas se interceptan. Cuando tomes fotos de paisajes, como de mares y cielos, piensa en las obras de los paisajistas holandeses del siglo XVI, quienes crearon espectaculares cuadros utilizando el espíritu del “cielo de tres cuartos”.

4. Fotografía con la luz adecuada.
Hay cámaras digitales y teléfonos inteligentes que permiten tomar increíbles fotografías con luz brillante, luz natural o luz solar, pero estas no salen bien cuando las condiciones de iluminación son deficientes. Y, dependiendo de la cámara, el uso del flash puede dar como resultado fotografías nítidas o descoloridas. Experimenta con el flash de tu cámara para determinar tus capacidades. Si sabes que tomará fotografías en situaciones en las que no habrá buena luz, busca una cámara digital con capacidad de prioridad de apertura o un flash confiable. O desembolsa un poco más y compra una cámara digital réflex de un solo lente, que te permitirá ajustar la velocidad y la apertura para compensar la escasez de luz.

5. Se cuándo acercar o alejar el lente.
Aquí, la norma básica consiste en acercar el lente para tomar fotos de la naturaleza y alejarlo cuando se trata de amplios paisajes. Es emocionante ver la naturaleza en acción, pero si al volver a casa tras una vacación donde tuvo la oportunidad de observar ballenas muestra fotos en las que se ve un pequeño punto negro en el horizonte, probablemente no les parezcan emocionantes a tus amigos y familiares. Cuando estés en uno de estos viajes, de turismo en otro país o simplemente en un paseo por el zoológico o en un parque natural, tendrás que ajustar el zoom para capturar la imagen de personas, objetos o animales que se encuentren a cierta distancia, sean impredecibles o estén en constante movimiento. Lo que realmente necesitas para tomar fotografías de este tipo, es un zoom o un lente largo para acercarte. Asimismo, cuando el objeto de tu fotografía sea un amplio paisaje, el hecho de alejarte con un lente granangular te permitirá capturar la majestuosidad del escenario con toda su belleza. Muchas cámaras digitales poseen una longitud focal que va de 35 a 100 mm, pero quizá quieras probar con lentes de mayor o menor longitud focal.
Viaja por el mundo con apps
Descubre la gran variedad de opciones disponibles en tu idioma, y… ¡gratis!

Si estas planeando un viaje y eres aficionado a la tecnología móvil, este podría ser el momento de sacarle provecho a las aplicaciones o apps para viajes, ahora disponibles en español para los dispositivos iPhone, iPod touch, iPad y Android.
Estas aplicaciones han aparecido en cuestión de meses debido a la demanda que existe en el mercado. Precisamente un estudio del centro de investigación Pew Hispanic Center concluye que el 76% de los hispanos usa el teléfono celular en Estados Unidos. Y según la firma mundial Nielsen los dispositivos como el iPhone y el iPod touch se posicionan como líderes en el tráfico web móvil. Un estudio sobre las aplicaciones móviles en teléfonos inteligentes indicó que por lo menos el 21% de las descargas para estos dispositivos son relativas a viajes.
“El uso de los celulares y las aplicaciones está creciendo muy rápido entre la población hispana debido a que cada vez más gente deja de usar las líneas fijas por diversas razones como costos, entre otras”, dice Marivi Lerdo de Tejada, vice presidente de Comunicaciones Globales de Nielsen para Telecomunicaciones. De ahí la diversidad de opciones en el mercado de las apps, que van desde poder llevar una guía en línea en el móvil sobre cualquier destino que se visite hasta la posibilidad de subir un vídeo o fotografía en tiempo real y compartirlo por las redes sociales y el correo electrónico.

Sobre el autor

Déjanos tus comentarios

*